Análisis Grimind

enemigos

Grimind es un juego de plataformas en 2D con una temática de terror publicado en febrero de 2014. Este juego independiente ha sido creado por Mogila Games, siendo su primer producto, a la vez de que ha sido creado por una sola persona, por lo que será algo a tener en cuenta para este análisis.

Grimind se encuentra a la venta en la plataforma Steam a un precio de 8,99€, ofreciendo los clásicos cromos de la plataforma junto a unos 15 logros. También hay que destacar que puede ser jugado mediante un mando, aunque no con la satisfacción deseada, pues la forma de apuntar resulta demasiado brusca. El juego no se encuentra en español, teniendo como idiomas el inglés y el polaco, aunque el poco texto que se encuentra es de fácil lectura.

Advertencia

El juego comienza presentando al personaje, el cual se encuentra completamente desorientado, sin recordar absolutamente nada. Mediante la aventura va transcurriendo, el personaje irá dialogando consigo mismo. A su vez, tendrá constantes alucinaciones, las cuales servirán como aviso de que el jugador ha pasado por un punto de guardado.

Para poder ir avanzando a través de los 15 niveles de los que se compone el juego, habrá que ir resolviendo puzles, atravesando plataformas y lo más importante, estar completamente alerta de los enemigos que acechan por el escenario.

Teniendo en cuenta la trama, la forma de enfrentarse a los enemigos, pues solo se puede huir de ellos o eliminarlos mediante la luz y el hecho de enfocarse como un videojuego de terror psicológico, denota influencias del clásico juego de terror Amnesia, por no hablar del parecido que tiene con el juego Limbo.

Para añadir una mayor tensión se hará uso de una completa oscuridad y una música tenebrosa, destacando los perturbadores sonidos de los enemigos. Pero todo este objetivo de transmitir terror al jugador fracasa debido a varios elementos importantes, como lo son los simples diseños de los enemigos y la sensación de una continua repetitividad, pues tanto las plataformas, como los puzles se repiten una y otra vez, teniendo que usar constantemente lianas y resolver puzles moviendo cajas o cargando esferas para activar puertas o puentes.

Interfaz mando

Comenzando por la interfaz, muestra un diseño demasiado simple, al igual que ocurre con el texto que se encuentra en el juego, resultando incluso dañino a la vista.

Los escenarios de Grimind están repletos de oscuridad, contrastando a su vez con colores vivos dependiendo del lugar donde se desarrolle el juego, ya sea el verde para las zonas boscosas, el rojo para las zonas con fuego o lámparas o el azul para las zonas repletas de agua.

Este diseño de los escenarios acaba resultando un tanto confuso a la hora de moverse por el escenario, pues las lianas y plataformas se pueden confundir con diseños estéticos del escenario, provocando la muerte del personaje. De igual forma, habrá múltiples trampas en las que será fácil morir por no poder distinguirlas de forma eficaz.

A pesar de ofrecer un diseño artístico diferente a lo habitual, acaba volviéndose demasiado repetitivo, pues se repiten los mismos escenarios una y otra vez. Esto ocurre también en el apartado musical, el cual se acaba volviendo monótono e incluso molesto. En cuanto al sonido de los enemigos, da lugar a un contraste demasiado peculiar, pues los diseños de los enemigos resultan demasiado amigables para los terribles y ensordecedores gruñidos que emiten, al igual que los sonidos que emite el protagonista cuando muerte, que parece más un tosido que un grito de dolor.

Aún así, la banda sonora hace todo lo posible para intentar meter al jugador en el oscuro mundo en el que se desarrolla el juego, pero en ningún momento logra transmitir la sensación de terror que intenta ofrecer el creador de este juego.

Agua

Respecto a los controles, son demasiado básicos, limitados al movimiento, salto, agarre, lanzar y apuntar. En principio todos estos elementos están bien diseñados, pero en cuanto a la forma de apuntar,  con el mando resulta demasiado tosco, pues habrá que dejar pulsado la palanca en la dirección en la que se quiere lanzar el objeto, lo cual combinándolo con un salto milimetrado resulta algo difícil y molesto de ejecutar. Además, al portar objetos, el personaje se mueve con una lentitud asombrosa y tendrá un salto muy limitado.

Como ya se ha mencionado antes, el sistema de guardado vendrá dado por los continuos checkpoints, los cuales avisarán con una especie de alucinación óptica y visual.

A la hora de cargar objetos o de hacer uso de ellos, como las lianas, resultan muy poco realistas, ya que en el caso de la liana, parece que el personaje está flotando. En general, el juego muestra unas físicas poco realistas.

Otro caso curioso, también relacionado con las lianas, es la forma de subir y bajar por ellas, pues no se podrá realizar pulsando la dirección de movimiento, si no que habrá que saltar o soltarse de ellas y pulsar de nuevo el botón de agarrar para poder sujetarse en ellas. Obviamente, esto resulta demasiado impreciso a la hora de realizar los movimientos del personaje.

En cuanto a la dificultad del juego, todo se basa en una simple mecánica, la del ensayo y error. Todas las muertes de principio a fin serán debido a objetos escondidos en el escenario, que por falta de visibilidad o de confundirlos con el diseño del escenario, provocarán caídas estrepitosas o activaciones de mecanismos de trampas que te matarán al instante, como puede ser invocaciones de monstruos, que no te darán ni una sola oportunidad para evadirlas.

Este mecanismo podría funcionar si hubiera pistas repartidas por el escenario que indicaran al jugador a no realizar determinadas acciones, pero no es el caso, si no que son muertes gratuitas al estilo del primer Clock Tower o del primer juego de la saga Alone in The Dark.

Luces

En conclusión, Grimind es un título excesivamente repetitivo y teniendo en cuenta que su duración se encuentra en torno a las 5 horas, se vuelve una completa tortura el completarlo. La idea del juego resulta buena, pero parece que ha habido un problema de falta de tiempo y de recursos que ha limitado la posibilidad de haber creado un juego que ofreciera un mínimo de decencia. Como recomendación final, solo probar este título en caso de extrema curiosidad por él, ya que su precio resulta demasiado elevado para lo que ofrece.

Lo mejor:

  • Ambientación de los escenarios.
  • Sonidos que emiten los enemigos.

Lo peor:

  • Dificultad basada en el ensayo y error.
  • Físicas poco realista.
  • No transmite en ningún momento una sensación de terror.
  • Repetición en los escenarios y en los puzles.

Nota: 4,6.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s