Recorrido por la exposición de Cuarto Milenio 2016 de Madrid

CIMG5479.JPG

Un año más, Madrid acoge la exposición de Cuarto Milenio, situada en esta ocasión en el Teatro Calderón. Debido al éxito obtenido en el año anterior, este año la exposición estará desde el 9 de julio hasta el 4 de septiembre.

La exposición se encuentra dividida en zonas. El primer recorrido estará compuesto de muñecos malditos, los cuales provocan una mala vibración tanto por su diseño aterrador como por las historias que guardan tras ellos, como Robert y Ledda.

CIMG5386.JPG

Robert es un famoso muñeco de las islas Bahamas creados por practicantes del vudú y de la magia negra, del que cuentan que tiene vida propia e intentó matar a una niña, pues echaba de menos a su primer dueño. La historia de este muñeco sirvió de inspiración para el personaje Chucky de la película El muñeco diabólico.

Por otra parte, el terrorífico muñeco Ledda se trata de un muñeco gitano que posee el espíritu de un niño ahogado, el cual en ocasiones se le ha escuchado gritar “Letta me!”.

Además de muñecas y cadáveres, también se encuentran personajes famosos tanto reales como de ficción.

Uno de los más impactantes es la representación de Pilar Prades Santamaría, la envenenadora de Valencia.

CIMG5393.JPG

Pilar fue la última mujer ejecutada en España, además haciendo uso del terrible garrote vil. A pesar de ser acusada de asesinato por arsénico mientras se encontraba realizando sus servicios de criada, esta joven de 31 años se declaró inocente hasta el final. Este caso obtuvo una gran repercusión, ya que todos quedaron muy impactados con la escena, hasta el punto de que ni el verdugo quiso ejecutar a la joven, por lo que le tuvieron que emborrachar y arrastrarle hasta la la silla donde fue ejecutada.

Aunque a primera vista no puedan parecer tener cabida en esta exposición, la historia que se encuentra detrás de Peter Pan y del Principito es motivo suficiente como para estar expuestos alrededor de los numerosos fantasmas que se encuentran en ese largo pasillo.

CIMG5402.JPG

CIMG5405.JPG

También se encuentra un famoso escritor de cuentos infantiles, Hans Christian Andersen, autor de cuentos como El Soldadito de Plomo, La Sirenita o El Patito Feo.

CIMG5408.JPG

La razón por la que se le ha incluido en la exposición es por su continua obsesión de ser enterrado vivo o de ser atacado por su propia sombra. Estos oscuros pensamientos que invadían la mente del escritor fueron reflejados en sus obras infantiles.

En cuanto a las criaturas del folclore, destaca entre todos ellos Krampus, un personaje de las tierras heladas de Centroeuropa que se dedicaba en Navidad a secuestrar a los niños que se habían portado mal, metiéndoles en un saco. La popularidad de este anti Papá Noel inspiró nuevas leyendas y películas.

CIMG5416.JPG

CIMG5417.JPG

En ocasiones, el hecho de que estas criaturas se encuentren detrás de las puertas logran crear un ambiente terrorífico, a pesar de que el escenario no es muy adecuado para ello.

CIMG5425.JPG

CIMG5447.JPG

La exposición también contiene elementos relacionados con la prehistoria, como el último Neanderthal o figuras relacionadas con las creencias religiosas.

CIMG5428.JPG

CIMG5433.JPG

Para acabar en el tema de las criaturas, se encuentran tanto extraterrestres como animales ya extinguidos o que pueden aparecer en el futuro.

CIMG5441.JPG

IMG_20160723_165155.jpg

IMG_20160723_163721.jpg

IMG_20160723_163911.jpg

IMG_20160723_163957.jpg

 

IMG_20160723_164418.jpg

Como se puede comprobar en esta última imagen, el colorido escenario del teatro choca bastante con esta clase de seres, produciendo una experiencia algo negativa.

El último acto de la exposición se encuentra rodeado por extraños experimentos, y sobre todo, por la recreación de las caras de Bélmez, unos rostros que aparecían de forma aleatoria en la cocina de una casa de Bélmez de la Moraleda, en Jaén.

IMG_20160723_165515.jpg

IMG_20160723_165906.jpg

IMG_20160723_165933.jpg

La gran cantidad de criaturas, objetos y escenarios dedicados a los reportajes de Cuarto Milenio, provocará que la exposición pueda ser recorrida en torno a una hora. A pesar de ofrecer una gran variedad de elementos y con unos diseños bastante realistas en algunas ocasiones, el escenario en el que se encuentran provoca que no provoquen ninguna sensación de terror, pues el teatro resulta demasiado colorido para albergar esta clase de criaturas.

Por otra parte, en algunas figuras no se encuentra ningún tipo de información sobre ellas, o como mucho, aparece un par de líneas. Se echa en falta una descripción más elaborada. Aún así, la exposición tiene suficientes elementos como para que cualquier aficionado al mundo del terror y de lo desconocido, se acerque a realizar una visita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s